La ONU alerta que grupo yihadista ha usado más de 200 niños como “bombas humanas”

El grupo Boko Haram hizo uso en los últimos tres años de al menos 203 menores para perpetrar ataques terroristas.

MUNDO Por: Julieta Nieto 04 de agosto de 2020
migrantes
Los niños y niñas en el noreste de Nigeria siguen sufriendo horribles violaciones a manos del grupo yihadista Boko Haram. Foto: (Reuters)

El grupo yihadista Boko Haram hizo uso de al menos 203 menores, la mayoría niñas, para perpetrar ataques terroristas entre enero de 2017 y diciembre de 2019, según lo indicado por la Organización de Naciones Unidas en su informe sobre la situación actual de los menores en el conflicto armado en Nigeria. Los otros menores secuestrados, están siendo utilizados como esclavos sexuales o se encuentran realizando tareas de apoyo como cocineros o porteadores. 

Los niños y niñas en el noreste de Nigeria siguen sufriendo horribles violaciones a manos del grupo yihadista Boko Haram y se vieron profundamente afectados por las operaciones militares contra el grupo por parte de las fuerzas gubernamentales”, advierte la representante especial del secretario general de Naciones Unidas para la Infancia y los Conflictos Armados, Virginia Gamba.

 Mirá esto

abuso infantil italia settaItalia: cayó una secta de esclavas sexuales con menores de edad


Según el informe, en Nigeria durante los últimos tres años se han confirmado 5.741 violaciones graves contra menores de edad, entre las que se cuentan 3.061 reclutamientos forzados y el mencionado grupo sería responsable de al menos 1.385 de ellos. “Una práctica particular y especialmente despreciable de Boko Haram fue utilizar a los niños, principalmente niñas, como portadores de dispositivos explosivos improvisados, también conocidos como "bombas humanas", explicó la representante Gamba.

SAVE_20200804_015543

Concretamente, el documento habla de 146 niñas y 57 niños que fueron forzados a llevar a cabo ataques suicidas en el país. A estas cifras se suman otros 1.133 menores que murieron o fueron mutilados en el noreste de Nigeria a causa de ataques, mientras que otros 280 quedaron en medio de las ofensivas de las fuerzas de seguridad nigerianas.

Desde la ONU alertan que todavía persisten las detenciones a menores “por la asociación real o supuesta de ellos o sus padres con Boko Haram”, lo que genera “gran preocupación”. Aunque la organización advierte que el número real de menores afectados “no ha podido ser determinado” ya que los investigadores “no tenían acceso a las instalaciones ni a los niños”. 

SAVE_20200804_015550

Para vos