A 52 años de la tragedia de La Puerta 12: Nunca se encontró un culpable y los motivos claros

Las consecuencias: 71 muertos, 113 heridos, siendo la mayor tragedia de la historia del fútbol argentino.

DEPORTES Por: Julieta Nieto 23 de junio de 2020
Puerta-12-foto-de-El-Grafico
La Puerta 12, escenario de una de las mayores tragedias del fútbol argentino. Foto: (El Gráfico)

Las versiones de la tragedia de la Puerta 12, hasta el día de hoy son encontradas, algunos señalan a distintos responsables, otros a nadie. Cada año se paran sobre el mismo suelo miles de  hinchas, suelo en el que en la tarde/noche del 23 de junio de 1968 se amontonaron los cuerpos sin vida, los sombreros, los zapatos y los sobretodos de las víctimas.

La puerta 12, renombrada como puerta L y unos años después puerta M, está unos metros a la izquierda de la frase: "Estadio Monumental Antonio V. Liberti", coronada por un escudo de River. Todos coincidieron en algo: la iluminación de esa escalera era nula, lo que la convertía en una boca de lobo, el suelo estaba resbaladizo y no existían pasamanos ni barandas.

 Mirá esto

barcelona messiSúper martes de fútbol en Europa: Horarios y todo lo que tenés que saber de los encuentros de hoy

"Por la presión humana, se armó un efecto rarísimo y empezamos a flotar. Hasta que esa presión cedió y empezamos a rodar unos sobre otros" datalló uno de los sobreviviente de la tragedia, Juan Nicholson a  La Nación: "Tuve la suerte, o la inspiración divina, de hacer una especie de hueco y guardar todo el aire posible para salir. Y en un momento, con ayuda y golpes desesperados, logran sacarme."


Más de medio siglo después siguen existiendo dos versiones bien definidas. La primera se basa en una serie de testimonios que aseguran que los molinetes de ingreso no habían sido retirados, que las rejas metálicas no estaban del todo abiertas, e incluso algunos aseguran que esa puerta jamás se abrió.

"Las puertas de las tribunas las manejaban exclusivamente los inspectores de la entonces Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires. Y el partido estaba tan parejo que dos empleados se olvidaron de abrir esa puerta", afirma Carlos López, ex inspector de la Policía Federal, en Puerta 12, el documental dirigido por Pablo Tesoriere.

Según la segunda hipótesis, la policía se había organizado para "ajustar" la salida de los visitantes y así atrapar a la barra de Boca, acusada de haber tirado proyectiles durante el partido y, sobre todo, por haber cantado la marcha peronista, lo que significaba un delito de estado en plena dictadura de Juan Carlos Onganía.

Para vos