Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato a la Vejez

El 15 de junio se visibiliza el abuso a las personas adultas mayores.

ARGENTINA Por: Alexis Giordano 15 de junio de 2020
ADULTOS MAYORES
No al maltrato de ancianos. Foto: (Twitter)

La resolución 66.127 de 2011, de la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció oficialmente el abuso a las personas adultas mayores como un problema social global que afecta los derechos de millones de personas en todo el mundo, y declaró el 15 de junio como el Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez.

El abuso, el abandono y la violencia contra las personas mayores son mucho más frecuentes de lo que se ha reconocido, dado que muchas veces no es denunciada por ser las personas más allegadas al adulto mayor o sus mismos familiares quienes ejercen el maltrato.

 Mirá esto

donacion de sangre especial¿Por qué hay que donar sangre? ¿Cómo la usan? ¿Por qué habría de importarte?

Según la ONU, entre 2019 y 2030, se prevé que el número de personas de 60 años o más aumentará en un 38%, de mil millones a 1,4 mil millones, superando en número a la juventud a nivel mundial, y este crecimiento será especialmente mayor y más rápido en las regiones en vías de desarrollo, y requiere que se preste mayor atención a los desafíos específicos que afectan a las personas mayores, incluso en el campo de los derechos humanos.


El maltrato de las personas mayores es un problema social que existe en los países en desarrollo y desarrollados y, por lo general, no se notifica suficientemente en todo el mundo. Tan solo en unos pocos países desarrollados hay tasas de prevalencia o estimaciones, que se sitúan entre un 1% y un 10%. Aunque se desconoce la magnitud del maltrato de los ancianos, su importancia social y moral es indiscutible. Por este motivo, este problema requiere una respuesta mundial multifacética que se centre en la protección de los derechos de las personas de edad.

Las formas de definir, detectar y resolver el maltrato de las personas mayores tienen que enmarcarse en el contexto cultural y considerarse junto con los factores de riesgo que tienen una especificidad cultural. Por ejemplo, en algunas sociedades tradicionales se obliga a las viudas de edad a casarse de nuevo, mientras que en otras las mujeres mayores que viven solas son acusadas de practicar la brujería. Desde una perspectiva sanitaria y social, si los sectores de atención primaria de salud y los servicios sociales no están bien preparados para detectar y resolver el problema, el maltrato de los ancianos seguirá estando semioculto.

 


 

Para vos