Científicas argentinas descubren el recorrido de proteínas del dengue

Las científicas pudieron construir mapas de la trayectoria viral durante la infección; información vital para combatir el virus.

SALUD INTEGRAL Por: Rossana Longo 02 de junio de 2020
cientificas argentinas dengue
Las científicas argentinas que avanzaron sobre el dengue. Foto: (Leloir)

Un equipo de científicas argentinas liderado por Andrea Gamarnik,  jefa del Laboratorio de Virología Molecular de la Fundación Instituto Leloir (FIL),  y Laura Estrada, profesora del Departamento de Física de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (FCEyN) de la UBA e investigadora del Instituto de Física de Buenos Aires (IFIBA, CONICET-UBA), logró un avance un proceso clave en la infección por dengue.

La idea del trabajo surgió en un encuentro de la Fundación Bunge y Born, donde el tema de conversación se centró sobre la visibilización de la mujer en la ciencia y la problemática de género. Las investigadoras del CONICET, Estrada y Gamarnik, se encontraron y decidieron aunar esfuerzos para diseñar un microscopio a medida para estudiar proteínas del dengue y hacer virus genéticamente modificados para poder estudiarlos con dicho elemento.

 Mirá esto

DENGUE en argentinaEl Dengue rompe récord de infectados en Argentina: ¿Por qué esta curva no se aplana?

Las profesionales lograron visualizar por primera vez cómo se mueve y qué recorrido hace la proteína de una estructura que rodea el material genético del virus del dengue en una célula viva infectada. En el informe se refieren a esto como "cápside", y la científicas captaron como, mientras el virus infecta a una célula, la estructura se produce y acumula en tiempo real.

celulas infectadas dengue

 Células infectadas con dengue y en rojo las proteínas de cápside del virus que son clave en la infección.


Con esta información se estará más cerca del resultado en las vacunas y antivirales efectivos para luchar contra en dengue. Otras protagonistas fueron la física Manuela Gabriel, integrante del grupo de Estrada, y la viróloga molecular Guadalupe Costa Navarro, del laboratorio de Gamarnik.

La proteína de la cápside del virus del dengue que las científicas pudieron reconocer, se cumulan en el corazón de la partícula viral, protegiendo al material genético. Esta proteína es esencial para que se formen los virus y para que éstos puedan infectar mosquitos y humanos.

Es  un ejemplo de trabajo en conjunto con resultados formidables. Tal como declaó Gamarnik: “Primero tuvieron que aprender a hablar un lenguaje común: Manuela aprendió de virus y Guadalupe sobre óptica y trayectorias de moléculas únicas. Los experimentos los planificaron y ejecutaron juntas, aprendiendo la una de la otra. Las reuniones de trabajo eran todo un desafío, los dos idiomas científicos debían fusionarse para poder interpretar y diseñar los experimentos. El resultado fue un éxito”.

Cuando el virus infecta a una célula, vimos que la proteína de cápside rápidamente se acumula en el citoplasma y en el lapso de horas se moviliza al núcleo celular, donde se concentra en los nucleolos. Este movimiento lo pudimos ver en tiempo real.


Con la construcción del microscopio y las pruebas realizadas, las científicas demostraron que el comportamiento de la proteína de cápside es muy variable, según dónde se encuentre; un comportamiento que antes no se había podido distinguir. También se pudo registrar la velocidad y área que recorre la proteína, relacionado con el tiempo de infección.

Desde el CONICET tenemos grandes capacidades que, en el caso del trabajo publicado, fueron volcadas para entender el funcionamiento del virus del dengue. Pero que, durante la pandemia de COVID-19, también las estamos aplicando para desarrollar herramientas que ayuden a controlar al nuevo coronavirus”, concluyó Gamarnik, que el pasado mes desarrolló el test serológico “COVIDAR IgG” para detectar anticuerpos contra el virus.


Para vos