La elefanta Mara ya se encuentra en un santuario de Brasil

Después de cuatro días de viaje, Mara ya tuvo su primer contacto con la tierra de Brasil y entro en periodo de cuarentena y adaptación. 

NATURALEZA Por: Julieta Nieto 14 de mayo de 2020
elefanta mara
La elefanta Mara en el santuario de Brasil. Foto: (Instagram)

El camino de la elefanta Mara fue largo. Más de cuatro días de viaje y unos 2700 kilómetros fue el recorrido que se realizó para lograr el traslado hacia el santuario de Brasil donde pasará sus próximos años.

Toda su vida fue en cautiverio. Nació en la India y en 1970 fue victima de la comercialización cuando fue trasladada a Alemania por la Institución Tierpark Hagenbeck de Hamburgo y luego a Montevideo para exhibirla en el Circo África.

 Mirá esto

nadia tigresa covidUna tigresa en Nueva York dio positivo de Covid-19

Pero ahora arranca una nueva etapa para Mara. Comenzará un período de adaptación antes de encontrarse con sus nuevos compañeros, con otros animales que harán sus días mucho más reconfortantes.


El largo viaje del mamífero se realizó sin inconvenientes y se cumplieron los tiempos esperados antes del inicio de la relocalización, una de las más simbólicas del Ecoparque desde que comenzó el proceso de transformación del predio de Palermo.

La elefanta arribó al exzoológico de la ciudad de Buenos Aires en octubre de 1995 proveniente del circo Rodas. Al igual que Mara ya se trasladaron más de 800 animales , aunque durante el mismo período hubo muertes significativas como las de una jirafa y dos rinocerontes.

Mirá también
paisaje naturalezaDía Internacional de la Madre Tierra

Una vez en Brasil, Mara comenzó a asomarse lentamente de la caja de 5700 kilos en la que fue trasladada para ingresar en el recinto de adaptación del santuario. La esperaban algunas hojas verdes y montículos de tierra similares a los que tenía en su espacio de esparcimiento en el Ecoparque. 

Mara viajó despierta y no abandonó la caja en ningún momento ya que fue monitoreada cada dos o tres horas. El lunes por la mañana se realizaron los trámites en la aduana y allí, en Foz do Iguaçu , los veterinarios y cuidadores del Ecoparque se despidieron de Mara y tomó la posta el equipo del santuario.

mara elefanta


Durante el viaje la elefanta fue recibiendo alimentación que era parte de su dieta diaria en Buenos Aires con manzana, calabaza, naranja, banana, sandía, alimento balanceado y alfalfa seca; pero además se sumaron productos típicos de Brasil , algunos los aceptó dócilmente, aunque otros los descartó. Estos animales pueden comer entre 100 y 130 kilos por día.

La elefanta de cincuenta años de edad iba a ser trasladada a fin de marzo, pero la expansión del coronavirus puso en pausa el movimiento. Un equipo de veterinarios del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y del Ecoparque certificaron oficialmente que el animal estuviese libre de tuberculosis , fiebre aftosa y leptospirosis , entre otras enfermedades para poder emprender viaje a su nuevo habitat.

Para vos