Nelson Mandela, primer presidente negro de Sudáfrica y el fin del régimen racista

Un día como hoy de 1994 asumía la presidencia del país africano. Su figura ha entrado en la historia como encarnación de la lucha por la libertad y la justicia.

MUNDO Por: Julieta Nieto 09 de mayo de 2020
mandela
Nelson Mandela liberado tras 27 años en la cárcel. Foto: (Web)

Tras las primeras elecciones democráticas con participación de la población negra, el parlamento sudafricano eligió como presidente al líder del Congreso Nacional Africano, Nelson Mandela. El 9 de mayo de 1994 se reunió en la sesión inaugural del parlamento sudafricano tras las elecciones del 27 de abril anterior.

Aquellas habían sidos las primeras citas electorales en la que pudo ejercer el derecho al voto toda la población adulta sin discriminación racial gracias al desmantelamiento del Apartheid (El sistema político en Sudáfricaba otorgaba privilegios a la minoría blanca y discriminaba a la población negra, que tenía menos derechos).

 Mirá esto

litlle richardMurió Little Richard : El Rock está de luto

La mayoría parlamentaria votó para nuevo presidente del país al líder del Congreso Nacional Africano e histórico de la lucha contra la segregación racial, quien había estado en prisión entre 1964 y 1990 y había ganado en 1993 el Premio Nobel de la paz.


En su primera alocución presidencial subrayó la necesidad del trabajo de todos para sacar adelante la nueva Sudáfrica. Mandela saludó a las 50.000 personas que se habían congregado para aclamarle desde el mismo balcón en que había hecho su aparición al recobrar la libertad cuatro años antes.

Nelson Rolihlahla Mandela lideró los movimientos contra el apartheid y que, tras una larga lucha y 27 años de cárcel, presidió en 1994 el primer gobierno que ponía fin al régimen racista. Hijo del jefe de una tribu, se le puso de nombre Rolihlahla, que significa revoltoso, pero a los siete años, para que pudiera asistir a la escuela metodista, fue bautizado Nelson. Ya famoso, sus compatriotas lo llamarían Madiba, por su clan.

Mirá también
carmenCarmen: Una historia ancestral sobre ser piba con sangre originaria

 Nelson Mandela ingresó en el Congreso Nacional Africano (ANC), un movimiento de lucha contra la opresión que desde hacía décadas venían padeciendo los negros sudafricanos. Pronto sus cualidades lo situarían en puestos prominentes de la organización.

mandela

En 1944 fue uno de los líderes fundadores de la Liga de la Juventud del Congreso, que llegaría a constituir el grupo dominante del Congreso Nacional Africano; su ideología era un socialismo africano: nacionalista, anti racista y anti imperialista.

La Liga de la Juventud del Congreso (presidida por Mandela en 1951-1952) organizó campañas de desobediencia civil contra las leyes segregacionistas. En 1952 Mandela pasó a presidir la federación del Congreso Nacional Africano de la provincia sudafricana de Transvaal, al tiempo que dirigía a los voluntarios que desafiaban al régimen; se había convertido en el líder de hecho del movimiento.

El endurecimiento del régimen racista llegó a su culminación en 1956, el Congreso Nacional Africano respondió con manifestaciones y boicoteos constantes que condujeron a diversas detenciones de la mayor parte de sus dirigentes, entre ellos, estaba Mandela.


Aquellos hechos terminaron de convencer a los líderes del Congreso Nacional Africano de la imposibilidad de seguir luchando por métodos no violentos, que no debilitaban al régimen y que provocaban una represión igualmente sangrienta. Su estrategia se centró en atacar instalaciones de importancia económica o de valor simbólico, excluyendo atentar contra vidas humanas.

Mandela fue detenido y condenado a cinco años de cárcel. Mientras aún estaba en prisión, fue uno de los ocho dirigentes de la Lanza de la Nación declarados culpables de sabotaje, traición y conspiración violenta para derrocar al gobierno en el juicio de Rivonia (1963-1964), a cuyo término dirigió a los jueces un célebre alegato final, lleno de firmeza y dramatismo, que no impidió que fuese condenado a cadena perpetua. Pese a hallarse en cautiverio, ese mismo año fue nombrado presidente del Congreso Nacional Africano.

Prisionero durante 27 años (1963-1990) en penosas condiciones, Nelson Mandela se convirtió en un símbolo de la lucha contra el apartheid dentro y fuera del país, en una figura legendaria que representaba el sufrimiento y la falta de libertad de todos los negros sudafricanos. Las elecciones de 1994 convirtieron a Mandela en el primer presidente negro de Sudáfrica (1994-1999); desde ese cargo puso en marcha una política de reconciliación nacional.

mandela preso


Una película del cineasta estadounidense Clint Eastwood, Invictus (2009), reflejaría con bastante fidelidad el Nelson Mandela de aquellos años; su apoyo a una selección nacional formada por blancos durante la Copa Mundial de Rugby de 1995, celebrada en Sudáfrica, muestra su empeño en integrar la minoría blanca y la mayoría negra sirviéndose de ese acontecimiento deportivo y su voluntad de construir una nación para todos los sudafricanos, sin distinción de raza.

Apartado de la vida política, recibió múltiples reconocimientos, y su salud empeoró. Pese a su retirada, el fervor que Mandela despertaba en sus compatriotas siguió vivo: en 2010 estuvo presente en las ceremonias del Mundial de Fútbol de Sudáfrica y en julio de 2013, estando el líder gravemente enfermo, la población sudafricana se lanzó a las calles para celebrar su 95º aniversario.

Elevado a la categoría de uno de los personajes más carismáticos e influyentes del siglo XX, su figura ha entrado en la historia como encarnación de la lucha por la libertad y la justicia y como símbolo de toda una nación.


Para vos