Crimen de Abel Lucio Dupuy

El menor presentaba mútilples signos de agresiones anteriores.

QUÉ PASÓ Por: Rossana Longo 28 de noviembre de 2021
VIOLENCIA CONTRA LAS INFANCIAS

Hoy el país está de luto y llora por Abel Lucio Dupuy, un niño de 5 años torturado hasta la muerte por su madre y su pareja. Lo quemaban, lo mordían, lo pisoteaban, lo encerraban... Un calvario que tuvo un final anunciado sin que nadie pudiera, o quisiera hacer nada a tiempo.

Magdalena Espósito Valenti (24), y su pareja Abigail Páez (27) quedaron aprehendidas y la causa está en manos de la fiscal Verónica Ferrero, en conjunto con la Unidad Funcional de Género, Niñez y Adolescencia de La Pampa.

 El brutal asesinato se produjo el pasado viernes por la noche, en un departamento ubicado en la calle Allan Kardec 2385, en la capital de la provincia, Santa Rosa. La pareja de mujeres acudió con el niño en brazos a una de las comisarías cercanas a la propiedad, allí el pequeño fue visto por el personal policial desvanecido y con un cuadro de convulsiones. A pesar de los intentos por las fuerzas armadas de ser reanimado no pudieron ayudarlo y fue derivado con urgencia al Hospital Evita de la zona.

Los médicos no pudieron hacer nada para salvar al niño y corroboraron que poseía fuertes lastimaduras provocadas en un principio por golpes. 

Con anterioridad, el padre de Abel Dupuy, Christian Dupuy, había acudido a la Justicia para solicitar la tenencia total del niño. Sin embargo, a pesar de las mediaciones y advertencias que planteó mediante sus abogados jamás fue escuchado. 

“La Justicia nunca me escuchó, siempre favoreció a la madre por más abogados y mediaciones que realicé. Hoy pagó mi hijo, pero no sólo escuchen a la madre, papá también sufre en silencio. Hoy con el corazón roto y mi alma sin encontrar consuelo te digo descansa en paz hijo mío, no voy a descansar hasta que se haga justicia. Te amo Lucio Abel Dupuy”, escribió a través de redes sociales el padre del niño. 

 Abel es uno de los millones de infantes en el mundo que día a día caen en manos de un sistema perverso que les deja sin alimentación sana, sin contención pisco emocional, sin salud, sin amor, sin protección ante la violencia intrafamiliar, sin justicia, sin educación... Y en el caso de Lucio, también sin vida. Física, porque no nos confundamos; que morir en vida es moneda corriente en el mundo.

 La línea 102 brinda un servicio telefónico gratuito y confidencial de escucha, contención y orientación para niños, niñas y adolescentes al que también se puede llamar ante situaciones de vulneración de sus derechos. Podés llamar gratis las 24 horas.

Para vos