Escándalo tras la eliminación de Boca: Todos a la comisaría

Tras los incidentes que se desataron en el Mineirao luego de la polémica eliminación de Boca en la Copa Libertadores, ocho integrantes de la delegación tuvieron que ir a la comisaría a declarar.

DEPORTES Por: Redaccion 21 de julio de 2021
boca mineiro
Boca vs Mineiro. Foto: Twitter

Boca cayó por penales ante Atlético Mineiro y quedó eliminado en los octavos de final de la Copa Libertadores, en una serie marcada por polémicas por la utilización del VAR. Luego del encuentro, los futbolistas del Xeneize intentaron meterse en el vestuario local y hubo serios incidentes en los pasillos del Mineirao.


Tras el escándalo, la Policía Militar identificó a cinco jugadores, dos dirigentes y un integrante del cuerpo técnico que tuvieron que declarar en la comisaría tras salir del estadio. En este contexto, toda la delegación de Boca fue con el micro a la comisaría y la dirigencia tomó la decisión de pasar la noche en Brasil y regresar durante el miércoles.

En un video que se difundió a través de las redes sociales, se puede observar cómo mientras los jugadores xeneizes se encontraban forcejeando ante la puerta del camarín local, el presidente del club brasileño, Sergio Coelho, les lanzaba botellas con agua.

Incluso en la imagen, captada por un camarógrafo anónimo, Ignacio Fernández, justo un ex River Plate, es quien, sin camiseta, intenta frenar la bochornosa acción del máximo dirigente del Mineiro.


El comunicado de Atlético Mineiro sobre los incidentes con Boca


"Luego de una larga negociación, mediada por el presidente Sérgio Coelho, la delegación argentina se dirigió a la comisaría para registrar un informe de incidente por depredación de bienes y agresión. Nadie será detenido.

El saldo fue de heridos, afortunadamente sin gravedad. Incluso hubo un intento de agredir con una barra de hierro al director de fútbol del Atlético, Rodrigo Caetano. El Primer Ministro dio arresto a algunos jugadores y miembros del comité técnico de Boca.


En el camino, atacaron a todos los que encontraron, además de romper bebederos y barandillas. El primer ministro llegó después de algún tiempo y ahuyentó a los atacantes con gas pimienta.


Los guardias de seguridad de Galo y Mineirão intentaron, sin éxito, contenerlos. Los argentinos decidieron entonces invadir el vestuario de Galo, donde había jugadores, comisión y tablero. Incluso el presidente Sérgio Coelho intentó evitar la invasión para proteger a los profesionales del Atlético.


Terminado el partido, los jugadores de Boca bajaron por el túnel y se dirigieron al vestuario visitante. Unos minutos después, la delegación argentina abandonó la sede y, en un bloqueo, se dirigieron hacia el vestuario de árbitros".

Para vos